El silencio también comunica

Todo lo que haga una persona u organización comunica y en política mucho más.

La comunicación en el Municipio de Pergamino es mala. La pandemia y su medida de profilaxis, la cuarentena, han potenciado esta actitud tal como ha sucedido también en la presentación grabada y con mal audio de la extensión de la cuarentena realizada por Fernández, Larreta y Kicillof.

Es cierto que el tándem pandemia/cuarentena ha puesto patas para arriba todo lo que tocó a nivel nación, provincias y municipios.

En el caso de nuestra ciudad en cuanto al comportamiento municipal, lo peor ha sido como ha transmitido los hechos y los planes o como no lo ha realizado.

Con su manía de comunicar mal, casi como marca registrada, opta solo por enunciados en algunos medios a los cuales los considera más importantes que otros. Comunicados con el balance aritmético de los contagios del Coronavirus vía WhatsApp o conferencias de prensa donde se dice poco y nada.

En la semana la noticia fueron los aislados del Centro y de la Sala de Otero donde tres trabajadores debieron permanecer aislados ahí dentro al punto que sus familiares les tuvieron que llevar colchones donde poder dormir.

La consulta a distintos funcionarios fueron en vano.

Nadie quiere hablar en los medios por tanto eso hace que comiencen los rumores, los supuestos, las elucubraciones ante el silencio oficial.

¿Por qué los dejaron ahí mismo? ¿No estaba adecuado el complejo Pioneer u otras instituciones para esas circunstancias?

En esta situación de pandemia y cuarentena la obligación de los funcionarios, además de cumplir de la mejor manera la función técnica para la que fue elegido, es hablar, contar lo que ocurre, hacer declaraciones, intentar informar y con ello comunicar de la mejor manera posible.

Aunque claro, el silencio es también una forma de comunicar y con eso el propio Municipio nos está comunicando algo.


por Pedro Rossi | Director de Puntos de Vista

También es conductor del ciclo SinRodeos (Criterio FM 88.1) y escritor de “Argentina, un espacio para rehacer” y “Nuestro presente: consecuencia de nuestro pasado y causa de nuestro futuro”.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.