Si existe el dato, el relato se cae. No importa cuando leas esto. Aplica para todos los gobiernos (nación, provincia y municipio).

Resulta remanido y supongo que aburro con estos temas. 

Sin datos no hay información. El dato es su insumo básico. 

Sin información la toma de decisiones se convierte en un proceso cargado de incertidumbre. 

A los vecinos nos faltan datos para elaborar información, en este caso, de la pandemia en Pergamino. 

Como los dirigentes comunican todo a través de redes sociales, videos y audios, a los comunicadores no nos permite preguntar y repreguntar. 

A los casos me remito: 

¿Cuál es la capacidad del sistema de salud (público y privado) de Pergamino? 

¿Cuál es la cantidad de camas UTI (Unidad de Terapia Intensiva)? 

De los casos positivos informados diariamente, ¿Sexo, años, lugar de internación? 

¿Cuál es el parámetro para el cambio de fase? 

¿Cuál es la cantidad de vacunas aplicadas por grupo etario?   

Resulta difícil conseguir datos concretos y de esa forma brindar información cuantitativa al conjunto de los vecinos. 

El dato procesado genera información. La información da certeza y disminuye la zozobra que tiene el vecino por no saber qué va a pasar. 


Por Pedro Rossi | Director de PUNTOS DE VISTA | pedrorossi@live.com.ar

Comments are closed.