En todos los niveles administrativos de nuestro país se anuncia sin contenido. Los resultados están a la vista de todos.

En Argentina, a nivel nación, provincia y municipios, como en todas partes del mundo, sus gobiernos realizan anuncios de supuestas acciones u obras a realizar anticipando sus logros y bondades. La gran diferencia con los otros países es que ellos realizan sus anuncios sabiendo que los van a cumplir en tiempo y forma, mientras que en el nuestro todos los anuncios son vacíos de contenido.

Solo voluntarismo y, en algunos casos, solo buenas intenciones. 

Hay ejemplos que sobran al respecto, pero solo algunos de las gestiones en función: 

  • Gestión de las vacunas del Gobierno nacional 
  • Gestión en seguridad del Gobierno provincial 
  • Gestión del agua del Gobierno pergaminense 

Gestión de las vacunas, Gobierno nacional:

Alberto Fernández pasó de la promesa de vacunar a diez millones de personas antes de fin de año (noviembre 2020) a la promesa de vacunar a trescientas mil personas (diciembre 2020) y después a vacunar a cero y decir que pasa todo para el 2021.

Si Vladimir Putin, presidente ruso, no aclaraba que la vacuna no era apta para los mayores de 60 años y él no se la colocara, ya se estaría vacunando a todos los geriátricos de la Argentina. 

Gestión en seguridad, Gobierno provincial:

En septiembre 2020, Axel Kicillof presentó el «Plan integral de seguridad» para la provincia. Se anunciaron miles de millones de pesos, miles de patrulleros, miles de todo tipo. Pasaron dos meses y en Pergamino todavía no se estarían notando las bondades de la inversión prometida en el anuncio. 

Gestión del agua, Gobierno pergaminense:

Desde hace varios años que los vecinos tienen problemas con el agua, ya sea relacionados con la calidad o la cantidad del suministro.

El Gobierno anunció el pasado 11 de diciembre que, en quince o veinte días, el tema de la provisión del agua estaría solucionado. Faltan poco para el cumplimento del plazo prometido pero todavía no se estarían viendo los resultados de tal anuncio, ya que muchas zonas de la ciudad no tienen ni una gota de agua. 

Sin dudas que, cuando alguien está en la gestión pública, necesita dar esperanza y generar confianza, pero no entiendo cuál es la necesidad de dar fechas que no se van a cumplir y cantidades que no se van a alcanzar. 

Como decimos en gestión: el tiempo es la única variable que no se detiene y que, además, no se recupera. 

La eficacia se define como «la capacidad de llegar al resultado sin tener en cuenta los costos involucrados». Queda claro que la eficacia para resolver cualquier problema en la Argentina es bajísima.  

Sin dudarlo y pese a quien le pese, el tema del agua pergaminense, la gestión de la seguridad en la provincia y la gestión de las vacunas a nivel nacional podrían ser tomados como símbolos de la ineficacia argentina en sus distintos niveles administrativos. 

Tal como me dijo una oyente de SinRodeos (Radio Criterio FM 88.1), podría hacer mi tercer libro con el título de «Argentina, el país de los anuncios vacíos de contenido». Y si una declaración está vacía de contenido, el papelón es seguro. A los hechos me remito. 


 Por Pedro Rossi | Director de Puntos de Vista | pedrorossi@live.com.ar

Leave A Reply