La calificadora levantó la nota ni bien el ministerio de Hacienda informó el caledario de pagos.

La agencia calificadora de deuda Standard & Poor’s sacó a la Argentina del “default selectivo” con el que había caracterizado la amortización de la deuda de corto plazo local el jueves.

Como anticipó LPO, la baja en la nota del país era una medida transitoria que se retrotrajo ni bien el ministerio de Hacienda informó el caledario de pagos.

Tras la decisión de Hernán Lacunza de postergar el pago del 85% de los vencimientos de capital de las Letes, las Lelinks, las Lecaps y las Lecers en manos de inversores institucionales, S&P también había bajado un nivel en su escala a la deuda de largo plazo al cambiarle la nota de “B” a “CCC”, lo que quiere decir que se incrementó la vulnerabilidad para pagar los compromisos, aunque actualmente los esté cumpliendo.

Respecto del conjunto de la deuda de corto plazo, también le redujo la calificación cuatro escalones de “B” a “D”, es decir que ya se incumplió con los términos de una promesa de pago.

“Tan pronto los nuevos plazos se hagan efectivos, el default también será subsanado. Por lo tanto, planeamos elevar las calificaciones de largo plazo a ‘CCC-‘ y la de corto plazo a ‘C’ el 30 de agosto en línea con nuestras políticas”, habían aclarado el jueves y este viernes lo terminaron concretando.

La Política Online

Leave A Reply