Los economistas anticipan un cierre del 2020 con una inflación acumulada de 35 por ciento. Cuáles son los aumentos que vendrán hasta fin de año y a comienzos de 2021.

Con aumentos en alimentos y varios “descongelamientos” previstos para los próximos meses, la inflación comenzó a acelerarse en el último tramo del año: las consultoras privadas ya prevén una suba cercana al 3,5% mensual para noviembre, cerca del 4% para diciembre y un cierre del año con una inflación acumulada por encima del 32% de la proyección oficial incluida en el Presupuesto 2021.

Desde la consultora Econviews, ya estiman un alza mensual de 3,5% para noviembre, que se puede acelerar hasta 3,9% en diciembre. Y un cierre del año con una inflación acumulada punta a punta de 35,5%. “La inflación empezó a recalentarse en las últimas semanas con aumentos en alimentos. Prevemos que esta tendencia seguirá de la mano de un mayor ritmo de depreciación del tipo de cambio oficial y en línea con la mayor flexibilización de la actividad económica”, señaló la economista Lorena Giorgio.

La especialista advirtió que la brecha entre el dólar oficial e informal, aunque se haya acortado, sigue influyendo en la determinación de algunos precios, especialmente los productos importados o con insumos importados. “Esto no implica decir que los precios se ajustan al blue o al contado con liqui, sino que hay una influencia de la brecha a la hora de poner precio a ciertos bienes”, aclaró. Y advirtió que las mayores restricciones a las importaciones también tendrán un efecto sobre los precios locales.

La consultora ACM también proyecta una inflación del 3,5% para noviembre y del 3,9% para diciembre. Según detallaron, los principales factores para la aceleración son la mayor tasa de devaluación combinada con un mayor nivel de emisión en los últimos meses del año, por el “componente estacional” del gasto y ajustes de precios relativos.

“Se está dando una reducción en la lista de Precios Máximos, para focalizarlo en alimentos de primera necesidad, por lo que podría verse un salto discreto en los precios que queden fuera de esa lista. Por otro lado, ante el atraso en el precio de las naftas se podría dar un incremento en diciembre y, finalmente, se prevé una suba en las prepagas”, señaló Juan Pablo Di Iorio, de la consultora ACM. Los aumentos en las tarifas de servicios públicos, en tanto, se concretarían durante 2021.

Para el economista Guido Lorenzo, de la consultora LCG, la inflación de noviembre dependerá de la estabilidad cambiaria: si no hay grandes variaciones, debería rondar el 3%. La previsión de inflación de la consultora para el cierre del año es del 35%. “Para diciembre y meses próximos hay que tener en cuenta que empieza a haber aumentos de precios que se regularon durante mucho tiempo”, indicó. De esta forma, es probable que el Presupuesto 2021 quede desactualizado en muy poco tiempo, ya que tiene una inflación proyectada de 29%, entre diciembre 2020 y diciembre del año próximo.

Por último, desde Analytica proyectaron que el salto en la inflación durante octubre se va a sostener en noviembre y diciembre, con una suba de 3,9% y 3,6%, respectivamente. “En particular, durante el último mes del año el Gobierno autorizó un aumento de precios en combustibles y prepagas que va a duplicar la tasa de inflación de los precios regulados. En consecuencia, en 2020 la inflación cerrará en 36,5%”, anticiparon.

“A partir de agosto con menores restricciones a la movilidad, los precios mayoristas se aceleraron conforme aumentó el volumen de demanda. Eso pone un piso más alto de inflación para el primer trimestre de 2021 cuando se van a producir los primeros aumentos importantes acordados en las paritarias —detallaron—. Teniendo en cuenta que la inflación tiene un componente inercial muy fuerte, la aceleración que estamos viendo dificulta la tarea del gobierno de cara a 2021, en particular porque estos datos vuelven a alentar la puja distributiva con un producto bruto sustancialmente más chico”.

Los aumentos que se vienen

Una parte de la inflación de 2020 fue contenida a través de congelamientos de tarifas y acuerdos de precios. Sin embargo, en las últimas semanas se confirmaron los aumentos en las tarifas de los servicios públicos —como electricidad y gas—, prepagas, colegios privados y también se acercan las fechas de “descongelamiento” para los precios de los alquileres y productos incluidos en el programa de Precios Máximos.

Tarifas de servicios públicos: El Gobierno ya anunció que habrá una actualización de las tarifas de electricidad y gas, que permanecen congeladas desde marzo y abril de 2019. En diciembre del año pasado, la Ley de Solidaridad Social estableció el congelamiento de tarifas, que luego fue extendido, y vence a fin de año.

Desde la Secretaría de Energía detallaron que analizan implementar aumentos diferenciados y una opción es dividir a los usuarios en tres grupos: un 15% que puede pagar el costo real de la energía; 45% que pagaría por los servicios siempre el mismo porcentaje de sus ingresos; y el 40% restante, que no puede pagar el costo y hacia donde se apuntarán los subsidios.

Combustibles: Durante 2020, hubo varios aumentos en los precios de los combustibles, en parte por una actualización de impuestos que se aplica cada tres meses de acuerdo a la inflación, pero que se había suspendido en varias oportunidades. El próximo ajuste, salvo que el Gobierno decrete una nueva suspensión, será el 1º de diciembre.

infobae-image

Alquileres: Desde marzo de este año, en el marco de la pandemia, se congelaron los precios de los alquileres y se prorrogaron los contratos. La medida vencía en septiembre, pero fue extendida por un nuevo decreto hasta el 31 de enero de 2021. A partir de febrero, los inquilinos tendrán que pagar el ajuste que estaba previsto en los contratos y que no se aplicó. Esa diferencia -entre el monto pactado y el congelamiento- deberá ser abonada en al menos tres cuotas o como máximo seis cuotas mensuales, iguales y consecutivas.

Prepagas: Luego de varias idas y vueltas, el Gobierno autorizó una suba del 10% en las cuotas de las empresas de medicina prepaga, a partir del próximo 1º de diciembre.

Colegios privados: comenzaron a informar a las familias los aumentos en las cuotas que tendrán que afrontar a partir del próximo año. En general, según varias fuentes del sector, rondan entre 15% y 20%, para el caso de los establecimientos que no cuentan con subvención del Estado. El Gobierno porteño autorizó un aumento de 14,5% para las instituciones privadas con subvención estatal, que se aplicará a partir de marzo de 2021.

Celulares, Internet y TV paga: En agosto pasado, el Gobierno declaró a la telefonía celular y fija, a los servicios de internet y a la TV paga como un “servicio público y esencial” y congeló sus tarifas hasta el 31 de diciembre. Fue pocos días después de que las empresas anunciaran a sus clientes aumentos de entre 6% y 15%, que luego fueron cancelados. Aunque aun no hay confirmación oficial, esos porcentajes podrían aplicarse a partir de 2021.

Infobae

Leave A Reply