Alberto dijo que espera que no queden debajo de la inflación, que analistas privados estiman que rondará el 36% anual.

Se confirmó el porcentaje de aumento de las jubilaciones. Va a ser del 5% en diciembre y saldrá por decreto. También regirá para las pensiones, las asignaciones y las demás prestaciones sociales. Recién en el mes de marzo empezará a regir la nueva fórmula de ajuste de haberes.

Este miércoles por la mañana Alberto Fernández había adelantado que el Gobierno estaba analizando para fin de año “una corrección de las jubilaciones” y había asegurado que la idea es que “no” queden “por debajo de la inflación”, que las estimaciones privadas adelantan que rondará el 35,8% anual.

Por lo pronto, con el 5% quedarían en un aumento acumulado del 35,3% para la mínima, que sumará $906 para llegar a los $19.035 (y algo menos para las más altas), es decir debajo de la inflación proyectada por los privados para este año. Es que el 5% no cubre la fuerte suba de precios de este último trimestre, que arrancó con 3,8% en octubre y superará el 4,5% en promedio los meses restantes. Solo en octubre la Canasta Básica Alimentaria (CBA) que marca la línea de indigencia anotó una suba del 6,6% mensual, la más alta en dos años.

Esta mañana el presidente adelantó a A24 que iba a haber un aumento, pero no dio números. Fueron Fernanda Raverta y Santiago Cafiero los que lo confirmaron por la tarde.

El incremento beneficiará a más de 7,1 millones de adultos mayores, a 8,8 millones de niños, niñas y adolescentes y a más de 800 mil cónyuges que perciben asignaciones.

Las declaraciones presidenciales fueron con motivo de los cuestionamientos sobre el cambio de fórmula para la actualización automática de los haberes que quedó suspendida en diciembre del año pasado. La vieja fórmula sancionada en 2017 seguía a la inflación y ahora la actualización de las jubilaciones pasará a regirse por una nueva forma polinómica que contempla en partes iguales la evolución de los salarios en blanco y la de la recaudación en el último semestre, aunque con un tope vinculado a la evolución de los recursos de la Anses.

El último aumento con la fórmula previa fue en diciembre del año pasado y llevó el haber mínimo jubilatorio a $14.067,93. Luego de eso, se sumó el aumento que les dio Alberto Fernández con un bono de $5000 en diciembre y enero. Luego tuvo una suba del 19,9% y con el ajuste del 7,5% de septiembre, la mínima subió a $18.129. Es decir, que este noviembre los jubilados cobran menos que en enero, bono incluido y el todo el año tuvieron un aumento del 28,9%.

“Somos conscientes de que tenemos que hacerlo. Lo estamos viendo, la idea es hacer un aumento para todos. Estamos trabajando en eso. Hay un aumento previsto para todos en diciembre”, anticipó Alberto Fernández aunque no detalló el porcentaje de actualización.

Y defendió la nueva fórmula de actualización, que coincide esencialmente con la que estuvo vigente entre 2008 y 2017, ya que “con la fórmula que estamos proponiendo hoy, los jubilados ganaron un 20 por ciento”, mientras que “la que estamos dejando de lado, que es la del macrismo, los hizo perder un 19 por ciento” de sus ingresos. 

Como referencia, desde el comienzo del año y hasta septiembre, los salarios subieron 24,9% y hasta ese mes la recaudación mostró un crecimiento interanual del 29,2%. Lo que resultaría en un aumento del 27,1% sobre los primeros nueve meses del año con la nueva fórmula.

LPO

Leave A Reply