La inflación de marzo superará el 6%: qué rubros impulsan los aumentos según las consultoras

Aunque los alimentos desaceleraron la suba mensual, otros rubros contribuyeron impulsar un dato que será, al menos, el mayor en tres años y medio.

“La inflación de marzo va a ser la más alta del año: el índice va a superar el 6%”, anticipó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una entrevista televisiva. El Índice de Precios al Consumidor (IPC), que difunde el INDEC, hilvanará así la cuarta suba consecutiva y será todavía más alto que 5,5% que estimó el consenso del mercado.

Para encontrar un dato de inflación tan alto hay que retroceder hasta septiembre de 2018, cuando el índice de precios al consumidor dio 6,5%. Por lo tanto, el dato de marzo será, al menos, el más alto en 3 años y medio.

Los rubros que recalentaron la inflación en marzo

Desde la consultora Ecolatina indicaron que los sectores que más impulsaron el dato de marzo fueron colegiosindumentariaalimentos y vivienda, por los ajustes en las tarifas de luz y gas.

Por su parte, el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano proyectó que la inflación alcanzará el 6,1% en marzo.

Su director, Víctor Beker explicó: “Esta aceleración es atribuible, en primer lugar, al impacto de los aumentos en los combustibles, las tarifas, las prepagas y la educación, que estaban previstos. A eso se sumó el incremento en los precios de las commodities, por efecto de la guerra en Ucrania”. Y añadió también el efecto de las remarcaciones “preventivas” posteriores al anuncio de la inminente “guerra contra la inflación”.

Por su parte, en C&T asesores económicos indicaron que la educación fue el rubro de mayor aumento mensual, como sucede siempre que arrancan las clases. En marzo del año pasado, por caso, esa sección registró un aumento de 28,5%.

El segundo rubro de mayor incremento fue vivienda debido al ajuste del 20% en las tarifas de luz y gas, que fue el primero desde mediados de 2021.

El tercer rubro de mayor suba, según C&T, fue indumentaria, impulsado por el cambio de temporada. En marzo del año anterior, los precios de la ropa habían saltado 10,8%.

Otros sectores económicos que agregaron presión al dato de marzo fueron los combustibles, con el aumento de hasta 11% que se realizó a mediados del mes; las prepagas; y otros bienes y servicios (entre los que C&T resaltó el alza de 10% en el precio de los cigarrillos).

Cuánto subieron los alimentos en marzo de 2022

En cuanto al valor de los alimentos, y pese a las canastas reguladas, los aumentos fueron igualmente importantes. Según C&T, los precios se incrementaron 5,7% mensual.

“Por un lado, hubo una gran moderación de las verduras luego de la fuerte escalada de enero y febrero. Pero, por el otro, se aceleraron las carnes y los derivados del trigo, sobre todo, en la tercera semana del mes”, explicaron desde esa consultora.

En esa línea se ubicaron las proyecciones de Seido, desde donde hablaron de una suba de 5,4% en los alimentos y bebidas.

LCG, en tanto, que elabora un índice propio de precios de alimentos, marzo arrojó una suba promedio de 6,4%. El podio de aumentos se lo llevaron los panificados, que crecieron 10%, seguidos por los lácteos, que mostraron un alza de 7%. La consultora calculó que ese incremento le aportó 1,8 puntos al índice general.

Qué dijo Martín Guzmán sobre la inflación de marzo

Martín Guzmán atribuyó la disparada de la inflación a factores externos, por la suba de los precios internacionales que generó la guerra entre Rusia y Ucrania, e internos. Sobre estos últimos, el titular de Economía coincidió con el secretario de Comercio, Roberto Feletti, quien la semana pasada declaró que las políticas de canastas de precios acordados no hacían milagros en la lucha contra la inflación.

“No es que decís ‘acuerdo de precios’ y se acabó la inflación. No funciona así”, reconoció Guzmán. Y agregó: “La inflación se ataca con política macroeconómica, y aquí se necesitan dos cuestiones: una es un programa económico. Eso hoy ya existe. Pero por otro lado, se necesita el apoyo político, porque la economía no funciona en un vacío. La economía funciona en un contexto de relaciones de poder. Si la política está desordenada, es mucho más difícil lograr cualquier cosa”.

En esa línea, dijo que hace falta ”calmar las expectativas” y “un apoyo político claro en lugar de llevar adelante acciones que generan incertidumbre” a quienes toman decisiones.

TN