El titular del Palacio de Hacienda tildó como «una necesidad» que el salario real crezca. Además apuntó contra Juntos por el Cambio por haber contraído la deuda en primera instancia.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, respira con la situación del dólar en los últimos días. “Hemos logrado dar vuelta una situación de brecha creciente”, señaló. Además resumió que “el Presupuesto (2021) tiene en cuenta que hay que mantener ciertos equilibrios”, aunque negó la palabra ajuste. Asimismo, en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, dijo: “Que el FMI esté en la Argentina es una circunstancia”.

En diálogo con El DiarioAR, Guzmán fue claro: “No queremos que el FMI esté en Argentina”. En esa línea recordó que “está porque se tomó un préstamo récord de 57.000 millones de dólares, de los cuales se desembolsaron 45.000 millones y no resultaron en nada que le implique a Argentina una mayor capacidad productiva”.

En cuanto al diálogo con el FMI, pidió “actuar con responsabilidad”. “Porque este gobierno no quiere que el Fondo Monetario esté en Argentina, pero está por lo que muchos consideramos que fue un préstamo político al gobierno anterior”, reiteró.

En cuanto al reiterado “plan económico”, Guzmán respondió no atarse “a ningún esquema teórico”. “Hoy el fin es la recuperación y la restauración de la estabilidad. Pero al mismo tiempo, para transitar el camino de la estabilidad, sí que necesitamos converger al equilibrio fiscal, sí que necesitamos poner las cuentas en orden”.

“No sólo es un objetivo del gobierno que se recupere el salario real, sino que también es una necesidad para apuntar a la dinámica de recuperación”, añadió el ministro de Economía.

“Si tuviésemos que seguir con el cuadro tarifario que está en este momento suspendido pero vigente, habría aumentos irrazonables”, destacó el funcionario, para quien “se está definiendo un nuevo cuadro que apunte a que haya tarifas razonables para los hogares y para las empresas, pero que al mismo tiempo no crezcan los subsidios en relación al Producto”.

“Tener un equilibrio y respetar el equilibrio fiscal. Hoy la prioridad es la creación de empleo y para eso hay que destinar recursos a la obra pública, a la vivienda, a la inversión en salud y educación”, sentenció.

Sobre la ayuda a futuro, el funcionario señaló que “el IFE ayudó muchísimo, pero la situación económica evolucionó y adaptamos las políticas a esa evaluación. Hay que ir reorientando la política pública a la generación de trabajo. Si ves los números del Presupuesto 2021, la inversión en obra pública y vivienda se duplica con respecto al año 2019”.

La nota es original de Crónica. Solo fueron modificados o corregidos el título y la bajada por Puntos de Vista.

Leave A Reply