El Gobierno y los analistas esperan que la inflación de abril se ubique en torno a 6%

Aunque el dato será menor al de marzo, se ubicará arriba del 5% y será el segundo mayor registro de la gestión de Alberto Fernández. Con subas en naftas, prepagas y tarifas, la presión continuará en los próximos meses. Prevén que el Banco Central vuelva a subir la tasa de referencia.

En un jueves de tensión social, marcada por la marcha federal piquetera y por la audiencia pública donde el Gobierno presentará su proyecto para segmentar las tarifas de los servicios públicos, el INDEC difundirá el dato de inflación de abril.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, hizo una ronda de declaraciones públicas en los últimos días y solamente deslizó que el índice de precios al consumidor (IPC) de abril será inferior al 6,7% de marzo. Los más optimistas al interior del Gobierno se ilusionan con que el IPC quede ligeramente por debajo del 6%. De todos modos, sería el segundo mayor registro de la gestión de Alberto Fernández.

El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que realiza el Banco Central (BCRA) entre los analistas privados, mostró una aceleración en los pronósticos de inflación, que se ubicaron en 5,6% para abril y se mantienen por arriba de 4% al menos hasta junio.

Las proyecciones de los analistas

Analistas privados consultados por TN coincidieron en que el dato de abril será inferior al de marzo. El pronóstico más optimista fue el de C&T asesores económicos que midió un alza de 4,8% en los precios durante abril en la Ciudad de Buenos Aires y el GBA. La consultora indicó que los alimentos subieron en torno al nivel general, aunque destacó las alzas de carnes y derivados de la harina.

“Al igual que en marzo, la educación fue el rubro de mayor incremento, comportamiento habitual por el comienzo de las clases. Salud presentó la segunda mayor variación por un nuevo aumento en las prepagas y una aceleración en el precio de los medicamentos, que treparon casi 6%. Indumentaria también creció por encima del promedio, al igual que esparcimiento, otro comportamiento estacional”, explicó C&T en un informe.

Desde la consultora Seido, en tanto, mostraron una medición más alta: “La inflación mensual se enfrió parcialmente en abril, con una tasa general de 5,3% intermensual (frente al 6,7% intermensual anterior)”, expresaron.

“Los precios estacionales aumentaron 4,5% en el mes (versus el 8,4% anterior). Los ajustes de precios regulados fueron elevados, con aumentos de 5,2% mensual (versus 8,4% intermensual en marzo)”, añadieron.

Finalmente, la proyección de Ecolatina dio en torno a 6% (para la región GBA) fue la más alta entre las relevadas. Desde la consultora explicaron que alimentos se mantendría por encima del nivel general y que el alza del mes estaría explicada fundamentalmente por el impacto de las subas en prepagas y naftas, así como en indumentaria, que sigue en valores elevados.

Expectativas recalentadas

Aunque el Gobierno celebrará la desaceleración de la inflación en relación con el récord de marzo, la tensión continuará en los próximos meses. En mayo volverán a impactar los incrementos en naftas y prepagas. Hacia junio, en tanto, llegarán los aumentos en las boletas de servicios públicos.

“Después de que marzo registrara la inflación más alta en veinte años y abril siguiera esta tendencia, es posible que el crecimiento de los precios continúe a un ritmo elevado sin precedentes recientes. Las políticas anunciadas recientemente tendrán como objetivo contener los precios ante factores nacionales como internacionales, pero estas medidas no abordan las causas fundamentales de los problemas”, sostuvieron desde Seido.

“Además, las expectativas de inflación han crecido rápidamente en los últimos meses, como lo demuestran tanto las encuestas a consumidores como los acuerdos salariales recientemente anunciados, que se han asentado en cifras significativamente superiores tanto a las metas de inflación oficiales como a los niveles anteriores”, apuntaron.

En un intento por domar esas expectativas, el Banco Central (BCRA) ya hizo cuatro subas de tasas en lo que va de 2022 (cinco teniendo en cuenta el incremento de noviembre) y elevó en 9 puntos porcentuales el rendimiento de las Letras de Liquidez (Leliq). Tras la difusión del dato de abril, el organismo analiza hacer un nuevo retoque.

Desde Delphos Investment -donde esperan que el IPC de abril llegue a 5,5%- indicaron que es “altamente probable” que el dato “gatille una nueva suba de tasas del BCRA en torno a los 200 puntos básicos”, lo que llevaría el rendimiento de las Leliq al 49%.

TN