El BCRA compró más dólares en un día que en todo abril: arranca un mes clave para cumplir con el FMI

Sumó US$180 millones en el arranque de mayo. Es la mayor cifra en dos meses y supera al acumulado total de abril, cuando captó de solo 1,5% de lo liquidado por el campo. Importaciones y turismo explican parte de un panorama complejo para sumar reservas en el segundo trimestre.

ElBanco Central (BCRA)tuvo un buen arranque de mayo. Compró US$180 millones en el primer día hábil del mes. Se trata de la mayor cifra diaria en dos meses y supera a las adquisiciones totales de abril, cuando captó de US$175 millones.

El resultado de la intervención del Central en el segmento mayorista del lunes 2 de mayo, no obstante, puede leerse como un signo positivo en medio de la cosecha gruesa, pero no despeja la preocupación sobre el ritmo de acumulación de reservas para este segundo trimestre pactada con el FMI.

El acuerdo con el Fondo implica que entre abril y marzo, el BCRA tiene que acumular US$2900 millones. La performance del mes pasado encendió las alertas de los economistas, y el mercado en general, porque el Central apenas logró hacerse de1,5% de los dólares que liquidó el campo en ese lapso.

Importaciones de energía, insumos y productos terminados y la renovada demanda para el turismo explican en gran parte la “manta corta” de dólares en la Argentina.

Cuántos dólares captó el BCRA en abril

La agroindustria marcó nuevos récords en los primeros cuatro meses del año, al sumar divisas por más de US$11.000 millones, 13,8% más que en el mismo lapso del año pasado. Pero ese ingreso de dólares frescos en el inicio de la cosecha gruesa, no aparecen como suficientes para robustecer las arcas del Central.

En abril, cuando el agro liquidó divisas por US$3171 millones, 6% superiores a las de cuarto mes de 2021, el Central apenas logró comprar US$175 millones en el mercado. En abril del año pasado, había adquirido US$1373 millones.

La acumulación de reservas no es solo clave para lograr estabilidad cambiaria, y bajar la brecha entre el dólar oficial y los financieros, sino también que es una de las metas inamovibles del acuerdo con el FMI por la deuda argentina. El organismo que comanda Miguel Pesce debe sumar US$5800 millones en todo el año.

Así como las revisiones son trimestrales, la meta de acumulación de reservas se fijó cada tres meses. Y si bien, como informó TN, el ministro de Economía, Martín Guzmán, puede mostrar que ese objetivo se cumplió entre enero y marzo pasados, cuando el BCRA sumó US$3475 millones, los economistas alertan que fue posible por el desembolso neto de amortizaciones del FMI por US$6750 millones.

Pero, alertan, será desafiante para el BCRA cumplir la meta del segundo trimestre, que suele ser el de mayor ingreso de dólares del campo, el que coincide con el grueso de la cosecha de soja. Para el segundo trimestre de 2022, el acuerdo con el FMI contempla acumulación de reservas por US$2900 millones.

Con los números de abril, y las necesidades de dólares que tiene la economía, los analistas ven más que difícil llegar.

Qué factores inciden para que el BCRA no pueda acumular reservas

De los dólares que ingresan al país, casi 7 de cada diez provienen de la agroindustria. Y resultan la economía argentina, por múltiples motivos. Primero sirven para sumar reservas en moneda extranjera a las arcas del BCRA, que si tienen el nivel suficiente derivan en estabilidad cambiaria.

Además, son clave para el resto de las actividades económicas que demandan dólares para funcionar:desde los que importan bienes y servicios hasta los gastos por compras o turismo en el exterior, en un mundo sin las restricciones existentes durante la pandemia.

Las cadenas agroindustriales ‘financian’ los saldos comerciales deficitarios de los restantes como el textil, la química, la electrónica, la maderera, la maquinaria nuclear e industrial, etc). Gracias al balance positivo del agro podemos importar ropa, tecnología, maquinaria, entre otros”, explicó David Miazzo, economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).

Entre los principales factores que impiden sumar dólares a las reservas pueden mencionarse:

  • Efecto de precios de los commodities energéticos que la Argentina importa y que se dispararon por la guerra. Desde la consultora LCG, se estima que las importaciones de gas y gasoil demandarán unos US$5500 millones este año, cinco veces más que en 2021.
  • Efecto de cantidades: la reactivación económica, que impulsa la compra de más insumos productivos y bienes de capital. La consultora Sarandí indica que las importaciones en valores ya están en niveles compatibles con 2017, cuando hubo niveles máximos de producción interna. “En momentos de escasez de dólares vuelven las tensiones de la restricción externa, agudizadas ahora por una cuenta de capital muy debilitada”, indica.
  • Efectos de la normalización tras la pandemia: Crecieron fuerte los pagos al exterior por viajes, pasajes y tarjetas. En marzo llegaron a 517 millones, por encima del promedio de 2019, cuando sumaban US$473 millones. Se estima que el año terminará con un déficit de dólar turista de unos US$5000 millones.

El cepo al dólar como herramienta de defensa de las reservas

Los problemas de “manta corta” en cuanto a dólares disponibles quedan en evidencia con las distints medidas implementadas para frenar la sangría de divisas. Las trabas a las compras de dólar ahorro, los cupos a la importación o con refinanciaciones obligatorias para el pago de deudas con el exterior, desde hace dos años tienen un objetivo común: ahorrar todas las reservas posibles.

Y tras el acuerdo con el FMI, los economistas no descartan mayores restricciones, especialmente sobre los importadores para lograr cumplir con la meta de acumulación pactada tanto para el trimestre, como la anual.

En ese sentido, desde la consultora LCG alertan que a los pedidos de los distintos sectores para importar insumos y productos terminados, se sumarán las compras al exterior de energía, gas y gasoil fundamentalmente, que cotizan cinco veces por encima de los del año anterior tras la guerra en Ucrania. “La balanza energética demandará US$5500 millones en este nuevo contexto”; sostuvieron desde la consultora.

Las reservas del BCRA bajaron por pagos a organismos internacionales

Por los desembolsos del FMI, las reservas del BCRA se ubican por encima de los US$42.000 millones. Pero para el viernes 29 de abril, cayeron unos US$460 millones por pagos al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En tanto, para estos días se prevé un pago de US$1000 millones correspondiente a un vencimiento con el FMI, incluido en el acuerdo de refinanciación de la deuda por US$45.000 millones, cuya primera revisión comenzará en los próximos días.

TN