El ex ministro de Economía hizo un duro diagnóstico sobre la situación del país y el supercepo al dólar.

Domingo Cavallo, ex ministro de Economía, reapareció en una entrevista televisiva y habló sobre la situación de Argentina. Criticó las medidas del gobierno de Alberto Fernández y lo consideró “desenfocado”.

Desde Estados Unidos, donde vive, Cavallo opinó sobre la situación económica del país: “El Gobierno está desenfocado, no tienen un diagnóstico adecuado. Están perdidos, desorientados de la realidad”, dijo en el comienzo del reportaje.

En ese sentido, afirmó que el equipo económico nacional “no explica qué quiere conseguir con las políticas que implementa” y agregó que el control que se hace sobre el dólar, no sirve.

“Tienen un apego a los controles, tal vez ideológico, que no es bueno. Para que la economía funcione bien, sobre todo en el sector privado, se necesita que haya libertad para que se puedan tomar decisiones e implementarlas”, afirmó en diálogo con TN.

Remarcó que “si el Gobierno creé que todo puede decidirlo él, obviamente se va a encontrar con algo imposible, que no van a poder llevar a la práctica”, y sentenció: “Cuanto más se regule, el Estado va a fracasar”.

Cavallo, quien fuera el artífice de la Convertibilidad, el corralito y el endeudamiento de 2001 que terminó en una megadevaluación, dejó más impresiones sobre el momento que vive la Argentina

Dijo que se “debería dejar que el mercado funcione libre” y que de esa manera las personas puedan desarrollar “cualquier tipo de transacción, como para ahorrar y que todo se pueda manejar con total libertad”.

Insistió con que es “imposible” intentar controlar todas las transacciones relacionadas al dólar, aseguró que el cepo no es bueno y que existen muchas regulaciones “que son innecesarias”.

Para Argentina indicó que lo correcto sería usar un modelo de “bimonetarismo”, y puso como ejemplo a Perú: “Allí la economía funciona con el dólar y con el sol, que es la moneda local. Y hay transacciones que se hacen con una moneda y otras con otra moneda. Y nunca se prohíbe utilizar el dólar”.

A principios de octubre, el ex funcionario presentó un informe en el cual hizo proyecciones apocalípticas sobre el futuro del país.

“Si no se producen cambios importantes en la conformación y funcionamiento del gobierno, la crisis se agravará y la tensión social adquirirá una dimensión incluso mayor que la que se vivió en las épocas del Rodrigazo de 1975, la hiperinflación del 89 y 90 y la crisis del abandono de la convertibilidad en 2001-2002”, advirtió entonces.

El economista alertó además en ese informe que hay posibilidades de que ocurra “una aceleración inflacionaria mucho más fuerte y peligrosa. Este riesgo aumenta si el gobierno, alienado por los malos resultados económicos y por las reacciones sociales, aumenta su tendencia autoritaria, conculca cada vez más el derecho de propiedad y restringe las libertades individuales”.

Clarín

Leave A Reply