El Nación financiará 34 modelos de hasta $200.000 a tasas subsidiadas. Guía de marcas, precios y cómo se solicita.

Tras numerosas postergaciones y la preocupación de los fabricantes por la falta de dólares, el Gobierno ultima detalles para lanzar el plan “Motos para todos”, que contempla una financiación de 48 cuotas fijas a tasas subsidiadas a través del Banco Nación. Su implementación, prevista inicialmente para mediados del mes pasado, se demoró por las dificultades para crear el portal para tramitar el crédito y efectuar la compra, casi todo de manera virtual. No fue lo único: el programa será conocido como “Circuito Mi Moto”.

El programa de estímulo a las ventas de motos fue anunciado por el presidente, Alberto Fernández, el 8 de setiembre. Desde el Gobierno prometieron ponerlo en marcha “en dos semanas” y que alcanzaría a 40 modelos con un tope de $200.000. Finalmente, según el listado final aprobado por el Ministerio de Desarrollo Productivo, serán 34 los modelos, cuyos precios oscilan en el rango de $63.900 a $197.990. Hay dos tipos de tasas: para los clientes del Nación será de 28,5% nominal anual y de 37,5% para quienes no lo sean.

Todo forma parte de un acuerdo entre Gobierno, armadurías, marcas y concesionarios. “Hace dos semanas nos dijeron que el sistema estaba listo y que sería lanzado en los próximos días”, adelantó Lino Stefanuto, de la CAFAM, la cámara de las 11 terminales que ensamblan en el país. Cada una podía postular hasta 3 modelos por marca. Por lo cual el catálogo definitivo quedó así: Betamotor (Beta y TVS), Corven (Corven y Bajaj), Dragón (Brava), Emprendimiento Industrial Mediterráneo (Keller), Gilera (Gilera), Honda (Honda), Importadora Mediterránea (Mondial y Kymco), La Emilia (Motomel, Keeway y Benelli), Pagoda (Guerrero), Visokolkis (Okinoi) y Zanella (Zanella).

Desde el Banco Nación confirmaron a Clarín que el software estará listo la semana próxima. En la industria estiman vender alrededor de 6.000 unidades mensuales a través del programa, que reforzarían las poco más de 25.000 que se patentan actualmente. Sin embargo, un alto ejecutivo de la industria recalcó que si bien todo impulso a las ventas es bienvenido, “el plan no llega en el mejor momento, porque las terminales tienen menos productos y temen perder stock”. Así aludió a las recientes trabas a las importaciones y al giro de divisas para pagar la compra de insumos en el exterior.

En el sector estiman que en la Argentina hay 7 millones de motocicletas en uso, en su mayoría de baja cilindrada. La financiación es un elemento crucial para el negocio y los créditos blandos apuntan en ese sentido. Para tener una idea, las unidades de baja cilindrada (entre 100cc y 125CC) representan entre el 50 y 55% del total del mercado, en su mayoría con valores por debajo del monto máximo de los créditos.

El Gobierno calculó que el valor promedio de los 34 modelos incluidos es de $81.000 por lo que, para esa cifra, se abonarían 48 cuotas fijas de $2.850. “La CAFAM está esperando el plan, pero también que se nos garantice la compra de insumos, porque las dos cosas tienen que ir de la mano”, dijo Stefanuto y añadió: “Hoy tenemos motos, siempre que nos aseguren la reposición ante una eventual devaluación”. El plan “Circuito Mi Moto” involucra a los fabricantes (CAFAM), los concesionarios (ACARA y CADECOM), la Secretaría de Comercio y el Banco Nación, que otorga los créditos y provee la infraestructura tecnológica.

Las ventas se canalizarán a través de concesionarios adheridos al programa. Hasta el momento ya se registraron 140, sobre un total de 1.200 puntos de venta. Casi toda la gestión se efectúa online y se inicia desde la web del Banco Nación, antes o después de elegir la moto. Básicamente, el recorrido es el siguiente.

1) El interesado solicita crédito por la web del Nación y puede contar con la asistencia del concesionario para la carga de datos.

2) Posteriormente y tras verificar los antecedentes crediticios, la entidad envía un mail para confirmar si el préstamo fue aprobado y cuál es el monto. Posteriormente, el cliente recibe un link, lo que le permite entrar al marketplace con todo el listado de modelos posibles

3) Se pasa a la elección y reserva del modelo de moto en el portal. Allí el cliente podrá ver todos los modelos que puede comprar con el importe del préstamo otorgado en los concesionarios de su zona. No puede elegir modelos más caros, aunque quiera pagar la diferencia. Al precio se le añade $2.000 extra para pagar el flete de un eventual envío.

4) Otorgamiento del crédito: la sucursal del Banco Nación asignada coordina con el cliente para que vaya a firmar la documentación. Este es el único trámite presencial.

5) Facturación y pago: el concesionario emite la factura de compra y la envía electrónicamente al banco. Allí, Nación transfiere el importe al concesionario y carga el comprobante en el sitio.

6) Una vez acreditado el pago, el concesionario termina la documentación y entrega la unidad.

Una vez más, el Gobierno aspira a lanzar el programa los próximos días, cuando comprueben el buen funcionamiento de la plataforma electrónica. En la industria aclaran que la lista de precios estará vigente en octubre y que su actualización dependerá de la aprobación de la Secretaría de Comercio.

Clarín

Leave A Reply