“Bajo estas circunstancias, el sistema no está en condiciones de seguir funcionando”, alertó el presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS); denuncian que buscan desfinanciar al sector para estatizar el sistema.

En medio de la preocupación del sector por las declaraciones de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, las prepagas van a la Justicia para reclamar aumentos en las cuotas porque, aseguran, el sistema “no está en condiciones de seguir funcionando”.

“Se agotaron todas las instancias de negociación”, afirmó Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS). 

“La situación de atraso es gigante. Se siguen agregando más y más prestaciones sin indicar el financiamiento. Tenemos un gobierno que reconoce un desfasaje inmanejable pero no cumple con la ley de medicina prepaga que obliga a estudiar el costo”, explicó.

En enero pasado, empresarios del sector mantuvieron un encuentro con el presidente Alberto Fernández para plantearle el tema, pero, señaló Belocopitt, “pasaron semanas y meses y las soluciones no aparecieron”.

“Queremos transmitir y contar a toda la sociedad el estado de situación y decirles que bajo estas circunstancias el sistema tal cual millones de conciudadanos han elegido voluntariamente, no está en condiciones de seguir funcionando”, alertó el directivo, en conferencia de prensa.

Sus declaraciones se dan luego de que la vicepresidenta volviera a plantear la necesidad de “repensar” el sistema de salud de la Argentina en su conjunto. No fue la primera vez que la titular del Senado se refirió al tema: en diciembre, durante un acto en La Plata, pidió “ir a un sistema nacional integrado de salud entre lo público, lo privado y las obras sociales”.

“Si alguien decidiera tomar de hecho el sistema de salud privado, primero debería desfinanciarlo, ponerlo al límite de su capacidad operativa, arrodillarlo y mantenerlo así hasta que colapse y su capacidad de atención sea deficitaria. Entonces sobre los escombros, las ruinas y la salud de millones de argentinos, se expondría como un relato la excusa perfecta de que debe nacionalizarse bajo el supuesto de que el sistema no está en condiciones de dar respuestas sanitarias”, sostuvo Belocopitt.

“Si el Gobierno quiere un nuevo sistema lo plantee a la sociedad en forma franca y transparente y que esté dispuesto al debate con la gente”, subrayó.

“Y si no es así, y nuevamente nos dicen que estamos viendo cosas y proyectos que no existen, que cumplan de una vez por todas con la ley, y que discutamos pautas precisas hacia el futuro, para darle sustentabilidad al sistema. Porque ni siquiera la ley hoy es suficiente. Y la política lo sabe”, explicó.

En ese marco, este miércoles las prepagas presentarán una medida cautelar contra el congelamiento de cuotas que “exija al gobierno y a las autoridades correspondientes el cumplimiento de la ley”.

Además, indicó el empresario, solicitarán al Congreso que los convoque para que puedan explicar “la gravedad de la situación” que atraviesan. “La ley no se está cumpliendo, lo que constituye una irregularidad de una gravedad institucional inusitada, y además suicida, en medio de una pandemia”, agregó.

FiloNews

Comments are closed.