Trascendió un mensaje que la familia atribuye al propietario de “Zar”, donde murió Lucía Costa luego de que una mesera intentara encender un calentador con alcohol.

La absurda muerte de Lucía Costa, la joven que falleció producto de las quemaduras sufridas al estallar un calentador con alcohol en un bar de San Miguel, sumó otro episodio que generó indignación en las familias de las víctimas.

En las últimas horas se difundió un audio atribuido al dueño del bar “Zar”, en el que el hombre minimizó el hecho al asegurar que “no pasó nada tan grave”, puesto que “se prendió la chica, pero no pasó nada más que eso”.

En el audio, denunciado tanto por la familia de Lucía como la del grupo de amigos que resultó herido por el accidente fatal, no trasciende la identidad del supuesto dueño del bar. Allí se escucha a un hombre responder en apariencia los mensajes y llamados de allegados en relación con el hecho: “Les cuento a todos por acá porque me están llenando de mensajes y la verdad es que no puedo contestar mucho. No pasó nada. O sea, sí pasó, pero nada tan grave”, comienza el mensaje.

El supuesto dueño del local dio a entender que la tragedia se produjo porque “un grupo de chicos empezó a joder con los rociadores de alcohol y jodiendo se prendió fuego uno, se prendió fuego la chica y empezó a los gritos. Pero no pasó nada más que eso”.

“Se quemó la camarera que la quiso apagar y una clienta, pero el negocio no se prendió fuego, ni nada de eso. Así que les agradezco a todos la preocupación pero nada más que eso: un garrón”, cerró el insólito audio, en el que la persona parece más preocupada por las instalaciones que por la muerte de Lucía.

El trágico episodio ocurrió el viernes por la noche en el bar “Zar” de San Miguel, un distrito que, como el resto del Conurbano, no tiene autorizada aún la apertura de locales gastronómicos. 

En el video que muestra cómo ocurrió la tragedia -y que desmiente la versión del “juego” que señala el supuesto dueño del local- se ve cómo una mesera se acerca a la mesa que compartían ocho amigos con un bidón de 5 litros de alcohol y lo vierte directamente sobre el calentador ubicado en el centro de la mesa, provocando un estallido que provocó heridas a todo el grupo. 

Como consecuencia del hecho Lucía Costa murió a las pocas horas, mientras que tres de sus amigos se encuentran internados en grave estado y el resto sufrió quemaduras leves. 


DIB

Leave A Reply