Milei se mostró a favor de la venta de órganos: “Es un mercado más”

El diputado de La Libertad Avanza dijo que cada individuo debería disponer de su cuerpo bajo su propia decisión. Días atrás propuso que se pueda intercambiar un brazo por una casa.

El diputado nacional de La Libertad Avanza, Javier Milei, volvió a mostrarse a favor de permitir la venta de órganos entre privados y eliminar todas las regulaciones estatales. “Es un mercado más”, dijo. Días atrás propuso que un individuo pueda intercambiar un brazo por una casa.

En una entrevista radial, el economista libertario de ultraderecha encendió la polémica una vez más con una insólita y repudiable propuesta al calificar a la venta de órganos como “un mercado más”.

“El problema es por qué todo lo tiene que estar regulando el Estado. Hay estudios de Estados Unidos que [dicen que] si dejaras esos mercados libres funcionarían muchísimo mejor y tendrías menos problemas”, continuó.

Siguiendo esa línea, argumentó que se trata de una decisión sobre el cuerpo de cada individuo. “¿Cuál es el problema? Si el liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y en defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad, mi primera propiedad es mi cuerpo ¿Por qué no voy a poder disponer de mi cuerpo?”, dijo.

En una escalada aún mayor de su insólita argumentación, el diputado señaló como posible que el individuo esté en una circunstancia desesperada que lo empuje a esa situación. “Entonces lo vamos a poner en otros términos: si no le terminás comprando ese órgano, se termina muriendo de hambre y ni siquiera tiene vida”, agregó.

Para Milei, el problema es que “hay un doble estándar: para que el Estado me esclavice, sí. Ahora, si yo quiero disponer de una parte de mi cuerpo por el motivo que fuera, ¿cuál es el problema?”.

Un brazo por una casa

No es la primera vez que el libertario se expresa de esa manera sobre la venta de órganos. Días atrás, en el debate televisivo del canal Net Tv que lo puso frente a Juan Grabois, se mostró a favor de que un individuo pueda disponer la comercialización de su cuerpo, incluso para intercambio de mercancías, como podría ser un brazo a cambio de una casa.

“Si alguien se lo quiere vender, ¿cuál es el problema?”, dijo el legislador, a lo que el dirigente social le respondió: “Te aseguro que vas a encontrar mucha gente dispuesta a vender su brazo a cambio de una vivienda para su familia. Ahora eso es una inmoralidad, es una monstruosidad que no se puede aceptar, porque eso es la imposición de la perversión del poderoso”.

Pero Milei no se quedó ahí sino que esbozó un intento de argumentación para la insólita propuesta: “Ese es el error. Porque decís que el tipo decida sobre su cuerpo, si quiere utilizarlo para financiar algo, para dárselo a los hijos. Y en el fondo, cuando tenés un Estado que te saca el 50%, como que te hubiera cortado la mitad del cuerpo, es muchísimo peor. Lo que pasa es que se hace con una pátina distinta, pero el resultado final es muchísimo peor porque no te sacó la pierna, te sacó la pierna, te sacó el brazo, te sacó la mitad de los órganos, lo único que hizo fue ser eficiente en cómo robarte, para que tenga una pátina distinta”. (DIB)