Los piqueteros aguardan una reunión clave con el Gobierno y evalúan reactivar los cortes de ruta

Las organizaciones advierten que la nueva gestión desconoció un acuerdo por entrega de alimentos y herramientas para cooperativas. La nueva ministra de Desarrollo Social, por ahora, rechazó recibirlos.
Compartí el artículo

Cuando ya tenía decidido abandonar el Ministerio de Desarrollo Social, pero todavía no estaba definido su reemplazo, Juan Zabaleta llegó a un principio de acuerdo con las organizaciones piqueteras en un intento por tener un fin de año menos conflictivo del que ya se prevé. Con la asunción de Victoria Tolosa Paz en la cartera, la Unidad Piquetera acusa que se desconoció lo pactado y planea retomar el plan de lucha que incluye el corte de cientos de rutas en todo el país.

El lunes, pleno 17 de Octubre, se realizó la primera reunión de los representantes sociales encabezados por el Polo Obrero y Barrios de Pie-Libres del Sur con los funcionarios del Ministerio bajo nueva gestión.

El enviado por Tolosa Paz fue Rolando Salas, que hasta ahora no tiene cargo formal en la cartera y a quien los representantes de las organizaciones desconocían y debieron “googlear” para identificarlo. Se trata del presidente del Frente Grande Quilmes y hombre de confianza de la hasta ahora diputada.

No estuvo, en cambio, Emilio Pérsico, secretario de Economía Social del ministerio y líder del Movimiento Evita, que ese lunes realizaba su propio acto del Día de la Lealtad junto a las otros movimientos sociales oficialistas.

La reunión fue un fracaso. “Nos dijeron que no estaban al tanto de lo acordado por la gestión anterior. Nosotros dijimos de levantar la reunión porque si seguíamos así no había vuelta atrás. Quedamos en hacer un cuarto intermedio hasta este jueves. El acuerdo para aumentar la entrega de alimentos y herramientas ya estaba cerrado, y nos enteramos que se vuelve a abrir. Si el jueves no hay una respuesta, retomamos el plan de lucha”, anticipó a TN Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero.

En el ministerio de Desarrollo, que mantendrá en gran medida la misma estructura de funcionarios que hasta ahora, afirmaron que continuarán con la misma “voluntad de diálogo”, sin mayores precisiones.

Tras el acampe de tres días, las decenas de organizaciones que integran la Unidad Piquetera habían acordado un plan de lucha que incluía el corte, para el jueves 6 de octubre previo al fin de semana largo, de las rutas 40 (en Neuquén, Jujuy y Salta); 2, (entrada a Mar del Plata); 3 (San Nicolás, Bahía Blanca, Caleta Olivia y Comodoro Rivadavia), 22 (Río Negro); 9 (Córdoba), 14 (Entre Ríos, Corrientes y Misiones) y 11 (Santa Fe, Chaco y Formosa), entre muchas otras.

También tenían previsto cortar los accesos a la Ciudad de Buenos Aires, incluyendo los puentes Pueyrredón, La Noria, y las autopistas Panamericana, Del Oeste, Richieri, Buenos Aires-La Plata y General Paz.

La medida de fuerza había quedado en stand by luego del acuerdo alcanzado entre los referentes sociales y Juan Zabaleta cuando todavía estaba al frente de la cartera de Desarrollo Social. Se trataba de un aumento del 50% en la entrega de alimentos y fecha para dar herramientas. Ese mismo plan de lucha suspendido promete reactivar ahora la Unidad Piquetera si no se consiguiera una respuesta beneficiosa en el nuevo encuentro de este jueves.

Entre las organizaciones piqueteras también crece la irritación con la nueva ministra, que por ahora rechazó recibirlos personalmente, como habían reclamado incluso antes de que asumiera. También molestaron las primeras declaraciones de la flamante titular de la cartera social.

“No podemos tener a una población económicamente activa que piense que puede ser lo mismo trabajar que no trabajar. Porque nunca es lo mismo”, dijo Tolosa Paz en una de sus primeras entrevistas, en las que ratificó que no habrá un incremento en el número de planes sociales.

No hay más altas de Potenciar Trabajo. Las altas se congelan en este número. A partir de allí empieza una curva descendente. Es buscar una reasignación de esas partidas hacia la producción. Esto es para máquinas, herramientas y capital de trabajo”, agregó.

En la Unidad Piquetera le respondieron a la nueva ministra. “Es un mal punto de partida y un tono muy equivocado en medio de cualquier discusión. Desconoce la realidad de millones de personas y es un prejuicio propio de la derecha”, sostuvo Belliboni.

TN

Compartí el artículo