Todo inició cuando un hombre en situación de calle y con aparentes antecedentes psiquiátricos sorprendió a un agente de la Policía de la Ciudad y le quitó su arma reglamentaria.

Dos policías, un ciclista y un indigente resultaron heridos durante un tiroteo en el que se realizaron al menos 24 disparos y que inició cuando el hombre en situación de calle le quitó el arma reglamentaria a un agente de Policía de la Ciudad, tras lo cual fue reducido de un balazo y detenido a metros del acceso a la Terminal de trenes de Retiro.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho sucedió cerca de las 7.30 de este martes 27 de octubre en el cruce de la calle 13 y la avenida Ramos Mejía, en inmediaciones del Barrio 31 y del ingreso a la estación del tren San Martín.

Todo se inició cuando un hombre en situación de calle y con aparentes antecedentes psiquiátricos sorprendió a un agente de la comisaría vecinal 1A de la Policía de la Ciudad y le quitó de su cartuchera su pistola reglamentaria, una Bersa calibre 9 milímetros, y huyó en dirección a la avenida Del Libertador.

El efectivo pidió apoyo y de inmediato llegaron al lugar en auxilio dos efectivos de la nueva Dirección de Intervención Rápida (DIR) de la Policía de la Ciudad y una agente de la Policía Federal Argentina perteneciente a la División Ferrocarril San Martín, quienes dieron la voz de alto.

Si bien al inicio, el sospechoso solo apuntaba y gatillaba sin poder disparar, las fuentes indicaron que en algún momento logró quitar el seguro del arma y efectuó una serie de balazos hacia el personal policial que lo rodeaban y en distintas direcciones.

En esas circunstancias, según las fuentes, se produjo un tiroteo en la que fue herido de un tiro en el tobillo derecho uno de los agentes de la DIR que había arribado en apoyo, y la agente de la PFA, quien sufrió una herida de bala en la mano derecha, producto de un rebote.

En tanto, el hombre que había robado el arma policial fue baleado en el abdomen, reducido y detenido, tras lo cual fue trasladado en una ambulancia de SAME al Hospital Fernández.

Este hombre fue identificado como Jonathan Mosqueda, de 31 años, quien de acuerdo a los primeros registros del Sistema Federal de Comunicaciones Policiales (Sifcop), cuenta con una internación ordenada en 2016 por el Juzgado de Familia 3 de San Martín, según precisó a Télam una fuente policial.

Por otra parte, en el mismo episodio resultó herido de un roce de bala leve un ciclista que pasaba por la zona, identificado por las fuentes como Celso Cuba Méndez, de 24 años y nacionalidad paraguaya, quien también fue llevado al Hospital Fernández.

Las fuentes añadieron que los dos policías lesionados fueron trasladados al hospital Churruca para recibir asistencia y en principio se encontraban fuera de peligro.

A minutos de sucedido el hecho, el director del SAME, Alberto Crescenti, dijo al canal Todo Noticias que el policía baleado en el tobillo “está fuera de peligro”.

En el lugar del hecho trabajaron inicialmente efectivos policiales que acordonaron el área donde quedó tirada la pistola Bersa robada al policía, junto a la demarcación con tiza de 24 evidencias balísticas, que indicaban la gran cantidad de disparos que hubo en el hecho.

Por haber efectivos de distintas policías involucrados, la jueza a cargo de la causa, Paula Petazzi, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 11, dispuso que los peritajes estén a cargo de Gendarmería Nacional.

Los peritos realizaron el levantamiento de evidencias con el fin de determinar de qué arma o armas partieron los disparos.

Un testigo

Por su parte Juan, un barrendero que fue testigo de parte de la secuencia, afirmó hoy al canal Crónica TV que todo comenzó cuando Mosqueda “le sacó el fierro de atrás” al policía.

“Vino corriendo hasta la esquina, lo rodearon los policías y le pegaron unos tiros en las piernas”, relató.

El trabajador explicó que el hombre armado “quería disparar a cualquier persona” pero que al principio no lo hizo porque el arma “tenía el seguro”.

Comentó que además de Mosqueda, él vio que resultaron heridos “un policía en un tobillo” y también “un muchacho que pasó en bicicleta que tenía auriculares y la ligó creo que en el tobillo”.

Sobre el agresor, Juan explicó que lo conoce y que se trata de un hombre en situación de calle “conflictivo” y “agresivo”.

“Siempre hace problema, ayer había un muchacho fumando y le sacó el cigarrillo de la boca. A veces anda desnudo, se pone con una frazada y pide plata. A mí me pide bolsas. Ayer estaba mal, los policías lo llevaron y se ve que lo soltaron. Siempre anda con una madera, es agresivo”, relató Juan sobre Mosqueda.

La jueza Petazzi aguardaba el informe médico de todos los heridos y ordenó la custodia policial del delincuente que se apoderó del arma del policía, quien está por el momento hospitalizado fuera de peligro.

Además, ya solicitó los registros de las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de la Policía de Ciudad para ver si parte o toda la secuencia de lo sucedido quedó grabada.

Voceros del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño indicaron a Télam que al agente de la comisaría 1A que le arrebataron el arma ya se le inició un sumario administrativo.

Télam

Leave A Reply