Es un Fiat 128 que fue totalmente restaurado y el “diez” lo compró en diciembre de 1982 y lo usó hasta 1984.

Al pensar en Diego Maradona y un auto, lo primero que se viene a la mente es una Ferrari, ya sea la Testarossa negra de 1987 o la F355 Spider roja que uso en 1997 para ir a los entrenamientos de Boca, cuando faltaba poco para que se retirara del fútbol. Sin embargo, su primer cero kilómetro es mucho más humilde.

El portal Infobae publicó la historia del que fuera su primer auto nuevo, un Fiat 128 que fue encontrado en 2003 ¡abandonado en un gallinero!

El establecimiento se encuentra en la localidad de Salto, provincia de Buenos Aires. Hoy la máquina está completamente restaurada.

Diego lo compró para la navidad de 1982, más precisamente el 24 de diciembre. Para ese entonces ya había sido campeón con Boca el año anterior. Lo manejó hasta 1984, año en que lo vendió.

El descubrimiento del auto abandonado fue de Martín Varrone, un coleccionista de autos y fanático de Boca que escuchó la historia de boca de un amigo. Ávido por los autos clásicos con buenas historias, quiso comprobar él mismo si todo era verdad y viajó hasta Salto. Lo era.

“Fui al registro del automotor y pedí los datos por el número de patente. Y el legajo estaba ahí. El auto estaba a nombre de Diego desde que lo compró cero kilómetro”, detalló Varrone.

Claro que en 2003, cuando el coleccionista finalmente lo compró, el estado del auto no era el mejor tras años de abandono. Luego comenzó el proceso de restauración, hasta quedar en su estado actual, al que su dueño describe “como nuevo”.

Varrone es el papá de Nicolás, quien hoy corre en la Fórmula 3 británica, y tenía el sueño de que “El Diez” se vuelva a juntar con el auto. La idea era poder realizar el encuentro cuando pase la crisis del coronavirus.

Mientras tanto, una vez restaurado, le sacó fotos en la puerta de la excasa de Maradona en Villa Devoto, y frente a la mismísima Bombonera. Asegura que desde que lo hicieron a nuevo le hicieron unos 200 kilómetros nada más.

Leave A Reply