La mitad de los participantes eran menores de edad, mientras que otros huyeron al ver llegar a la Policía.

Un grupo de 60 personas fueron demoradas tras una reunión ilegal en la zona sur de Rosario. La policía intervino tras las denuncias telefónicas en el lugar y detectaron que incluso había carteles colocados para publicitar la fiesta clandestina que se llevó a cabo este fin de semana.

Según fuentes de las fuerzas provinciales, el operativo en Italia al 5200 se montó a partir de varios llamados al 911 que alertaban sobre la situación en una vivienda de la cuadra. Si bien algunos participantes se dieron a la fuga ante la llegada de las autoridades, tanto el dueño como los demás invitados fueron trasladados a la Comisaría 15° para iniciar la causa penal correspondiente.

De acuerdo al resultado de las primeras actuaciones, las fuerzas provinciales identificaron a 31 menores de edad en el domicilio donde se llevó a cabo el procedimiento. Adentro secuestraron una importante cantidad de bebidas alcohólicas y un parlante portátil.

Luego del operativo, la investigación quedó en manos de la unidad especializada COVID-19 del Ministerio Público de la Acusación (MPA), encargada de esclarecer delitos que atentan contra las medidas para evitar la propagación de una epidemia. Así se dio aviso al fiscal Matías Ocariz para resolver la situación procesal de los sospechosos.


Vía Rosario

Comments are closed.