Comienzan las pericias psicológicas a Martín del Río, acusado de matar a sus padres

Compartí el artículo

Martín del Río, detenido e investigado por el doble crimen de sus padres José Enrique Del Río y su esposa María Mercedes Alonso, comenzará a ser sometido a pericias psicológicas ordenadas por la fiscalía para conocer el perfil de su personalidad. Además, el imputado podría recibir prisión preventiva si prospera el pedido de los fiscales que investigan el caso. El matrimonio fue asesinado a balazos en agosto pasado en su casa del partido bonaerense de Vicente López y Martín es su hijo menor, presunto autor del hecho.

Si bien la semana pasada y de manera sorpresiva los peritos oficiales habían informado que recién podían ver a Del Río en enero próximo, esa fecha se logró adelantar y las entrevistas se harán este martes vía Zoom, y el miércoles y jueves presenciales en la sede de la asesoría, en la calle Moreno 623 de San Isidro.

Pedido de preventiva

Por otra parte, los fiscales de Vicente López a cargo de la causa, Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería, pidieron ayer a última hora que Del Río hijo (47) continúe detenido por “doble homicidio calificado por alevosía, por el vínculo, por el uso de arma de fuego y por ser ‘criminis causae’” (matar para lograr la impunidad), delito que prevé como única pena la prisión perpetua. El pedido fue presentado ante el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa.

En el requerimiento de 101 páginas los fiscales dan por acreditado que “el día 24 de agosto de 2022 entre las 17.33 y las 18.30 aproximadamente, el aquí encartado, Martín Santiago Del Rio, se hizo presente a pie en el domicilio de sus progenitores, emplazado en la arteria Melo 1101, de la localidad y partido de Vicente López, y en base al plan que previamente había diagramado, ingresó a la vivienda por sus propios medios a través del garaje”.

“Una vez dentro, decidió en base al plan estipulado, quitarles la vida, de manera clara e inequívoca. Así, aprovechando la relación cordial propia del vínculo familiar, mediante engaño, los hizo descender hacia el sector del garaje y abordar su vehículo particular, marca Mercedes Benz modelo E350 color gris dominio JPP-012”, dicen los fiscales en la descripción del hecho.

“María Mercedes Alonso (72) se ubicó en el asiento del conductor y Enrique del Río (74) en el del acompañante, mientras que el encartado se situó en el asiento trasero. Así las cosas, actuando sobre seguro (…), arremetió a su padre por la espalda, efectuándole tres disparos con una pistola calibre 9 mm., y concomitantemente con ello, le efectuó un disparo a su madre a una distancia de menos de cincuenta centímetros de la cabeza, cuyo proyectil ingresó por la zona superior a la ceja derecha”, señalan.

Al describir la motivación del hecho, los fiscales mencionan la frustrada operación inmobiliaria por la cual las víctimas pensaban que ese mismo día iban a mudarse a un lujoso departamento del barrio porteño de Núñez, valuado en más de un millón y medio de dólares y que Del Río hijo nunca pudo concretar.

Denuncia por falso testimonio

La defensa de Del Río, en tanto, denunció por falso testimonio agravado a Martín Adrián Fernández, el médico forense que hizo la autopsia de sus padres y solicitó su detención, al considerar que cambió la estimación de data de muerte para acomodarla a las necesidades de la fiscalía.

La denuncia fue presentada por la abogada Mónica Chirivin, ante el mismo magistrado Costa.

Fernández estimó originariamente que ambas víctimas llevaban de 12 a 18 horas fallecidas cuando se revisaron sus cadáveres en la morgue, lo que ubicaba el doble crimen en horas de la madrugada del 25 de agosto -algo que beneficia a Del Río hijo porque estaba en su casa-, y la posterior rectificación hasta 36 horas, lo que incluye la tarde del 24 de agosto, que es el momento -entre las 17.33 y las 18.30-, en el que los fiscales le imputan a Del Río hijo la comisión del supuesto parricidio. (DIB) MM

Compartí el artículo