Cacho Castaña: el deseo de ser padre, drogas y los romances hechos canción

En 2016, el cantautor que murió este martes a los 77, presentó su biografía con datos hasta entonces desconocidos de su vida personal y artística.

E 31 de agosto de 2016 Cacho Castaña y Marina Rosenthal oficializaron la relación que llevaban desde 2012. Fue en una ceremonia en el Café La Humedad, ante la presencia del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodrí­guez Larreta, quien ofició de juez de paz.

Así, el “Matador”, que murió este martes a los 77 años, vivía uno de los momentos más felices, según confesaba, en plena etapa de recuperación tras una vida de excesos y se ilusionaba con la idea de adoptar un hijo

Humberto Vicente Castagna había nacido el 11 de junio de 1942 en el porteño barrio de Flores.

Sus temas más conocidos resultaron ser dedicatorias: “Café La Humedad” (a un café de su barrio), “Garganta con Arena” (a Roberto Goyeneche), “Tita de Buenos Aires” (a la Merello) y “La Gata Varela” (a su amiga Adriana Varela).

Ese 2016 fue un año bisagra en su vida. Se había alejado del alcohol y mantenía una relación tirante con el tabaco, pero, como si se pensara inmortal, hacía kinesiología, nadaba y seguía escribiendo sus historias para convertirlas en canción. Y fue justo cuando presentó su biografía: “Vida de Artista”.

Allí prometió que no volvería a consumir cocaína porque “la falopa te vuelve un ser oscuro”. En aquel libro, publicado por editorial Planeta, el intérprete atraviesa su niñez, la adicción a las drogas, sus incontables conquistas sentimentales y la relación con personalidades del tango, como Roberto ‘El Polaco’ Goyeneche y Rubén Juárez.

“Mi vida es un tango porque tiene más profundidad que el rock y es como una Biblia. En la vida, ‘el tango siempre te espera'”, comentaba Cacho parafraseando a Aníbal Troilo.

El cantante, que tuvo affaires con modelos, actrices y vedettes de todas las edades, decía que creía “en Dios, pero más en los milagros”, luego de su salida del hospital en 2015, donde estuvo internado dos meses en coma y al borde de la muerte.

“La verdad es que estoy acá y pude escribir un libro sin pretensiones literarias, luego de haber estado en Vietnam y Corea”, sostuvo haciendo referencia a las guerras en esos países y utilizándolo como una metáfora para su período de internación, al cual llegó por la rotura de su cadera y continuó con una infección respiratoria.

Con períodos de popularidad con canciones machistas que rozaban la misoginia, como “Si te agarro con otro te mato”, Castaña supo disputarse y ganar el amor de la vedette Mónica Gonzaga al cantante español Julio Iglesias y, pese a su porte de macho con camisa abierta, siempre culminó bien su relación con las mujeres.

El autor de “Balada para una vedette”, inspirada en “la bellísima” Moria Casán, también había pasado por fracasos económicos, llegando a perder una quinta.

En tono irónico, aseguró que “un hombre caliente es capaz de hacer cualquier cosa”, al recordar cuando tuvo que escapar de Carlos Monzón en un baúl por acostarse con Susana Giménez, entonces era pareja del boxeador, o la cachetada que recibió de Gonzaga cuando ella se enteró que Cacho la engañaba con su secretaria.

“La monogamia es una mentira. Con todo lo que hay para elegir en la vidriera, uno no puede quedarse con una sola”, soltó aquella vez al presentar el libro ante una mirada seria de su mujer, Marina Rosenthal.

Sobre ella, Castaña decía que había sido fundamental para su recuperación, comentario que fue ratificado entonces por su eterno médico, Alfredo Cahe, quien, presente en el lugar, afirmó que lo del cantante “fue un milagro” y que el acompañamiento de su novia “fue muy importante”.

Castaña ocupa un lugar destacado en el mundo de la canción en Argentina. Aprendió a tocar el piano a los seis años, contaba que su sueño era haber sido como Mariano Mores y que estuvo a punto de ponerle letra a cuatro tangos del eximio músico, pero que el proyecto se cayó luego de que él le diera un pico a Mariana Fabiani, nieta del pianista, en vivo en televisión.

Los restos del artista, que murió rodeado por sus seres queridos, serán velados en la Legislatura Porteña desde las 17 hasta las 24, y mañana de 8 a 13.

Filo News

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.