Los diputados de Córdoba garantizaron la ley, pero impusieron abrir un ámbito de negociación.

La Cámara de Diputados aprobó con modificaciones la ley que regula el traspaso de la policía federal a la ciudad de Buenos Aires y establece una quita de la coparticipación federal, después de una sesión de 20 horas y una maniobra de Cambiemos para frustrarla, que si bien no prosperó será motivo de judicialización.

La ley tuvo 129 votos, lo justo para una mayoría. El Frente de Todos alcanzó la mayoría después de un trabajoso acuerdo con el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, que aportó sus diputados para el quórum pero luego negoció retoques al texto y resolvió así la presión cruzada de Horacio Rodríguez Larreta y el Gobierno nacional.

El artilugio para no llegar a votar consistió en estirar la sesión con cuestiones de privilegio y apartamiento del reglamento, recursos reglamentarios para reclamar temas varios o pedir que se traten proyectos fuera del temario, para lo que se requiere una mayoría de tres cuartas partes que ninguna fuerza tiene. El objetivo era llegar a la medianoche, cuando vencía el período ordinario de sesiones y el protocolo para sesionar por internet. 

LPO

Leave A Reply