Con una imagen del parque España, lugar donde se concentraron cientos de personas en Navidad y Año nuevo, el Estado local condenó las reuniones sociales.

“Las fiestas se convirtieron en uno de los principales focos de contagio: las personas no usan barbijo, comparten vasos, no se respeta la distancia y el volumen de la música hace que tengan que hablar alto”, redactó el Municipio en una publicación que compartió a través de las redes sociales.

En un posteo que buscaba concientizar acerca de cómo las “fiestas clandestinas” influyen negativamente en la expansión del COVID-19, el Estado local también invitó a “decir no” cuando “te inviten” a una fiesta. La comunicación generó rechazo y opiniones divididas.

Por un lado, la mayoría de los vecinos —sobre todo de aquellos barrios que hace meses vienen denunciando la presencia de fiestas ilegales— reclama al Municipio “tomar la decisión para detener estas fiestas”.

Además, criticaron que la foto que ilustra la publicación sea una tomada en el parque España, lugar donde se festejó Navidad y Año Nuevo: “siempre el doble discurso, y encima con la foto del parque España donde era obvio que se iban a juntar cientos de personas”.

En cambio, también afloraron los comentarios de aquellos que repudian los encuentros, reuniones sociales y fiestas y solicitaron conciencia a la población, en línea con el pedido del Estado local.

Las “fiestas clandestinas”

En ediciones anteriores, PUNTOS DE VISTA había comentado la situación de las fiestas en Pergamino que, con motivo de las fiestas, el verano y las vacaciones, crecieron exponencialmente.

Leave A Reply