Las nuevas obras que se desarrollarán en el predio de la zona sur incluyen aulas y laboratorios para el desarrollo de la actividad académica. Así lo confirmó el rector Guillermo Tamarit.

Uno de los proyectos más ambiciosos de la Universidad del Noroeste de Buenos Aires (Unnoba) es, así como lo hizo en Junín, la creación en Pergamino de la escuela secundaria dependiente de la casa de estudios. En el mediano plazo, el anhelo comenzará a hacerse tangible, ya que gracias al Programa de Apoyo a la Infraestructura Universitaria se concretará una obra de gran envergadura que incluirá la construcción de un edificio, lindero al existente en calle Monteagudo, en el que se ubicarán aulas, laboratorios y un gimnasio.

Estas instalaciones serán utilizadas inicialmente por los cursos universitarios y de Extensión que se dictan en el Edificio Matilde, pero en el futuro se planifica que sean parte del establecimiento secundario.

Para 2022

Días pasados, en la vecina localidad de Junín, el rector de la Unnoba, Guillermo Tamarit y el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, suscribieron un convenio por el Programa de Apoyo a la Infraestructura Universitaria (fase B), que contempla una obra de gran importancia que se desarrollará en la sede de nuestra ciudad.

Con un monto de 195.639.300 pesos (valores a mes de abril de 2020), este proyecto implica alrededor de un 20 por ciento del presupuesto de la Unnoba, de acuerdo a lo que explicó el rector el día de la firma del acuerdo.
La obra, que se financia a través de un convenio del Gobierno nacional con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), incluye la construcción de un nuevo edificio con aulas y un laboratorio en el anexo Monteagudo de la Unnoba.

Para ello, ya se hizo el llamado a licitación pública, cuya apertura de ofertas está programada para el 18 de diciembre de 2020, con un plazo de ejecución de obra de 390 días.

Mano a mano

Con el afán de obtener detalles sobre la creación de este nuevo espacio y su destino, La Opinión dialogó con el rector de la Unnoba, Guillermo Tamarit que se refirió al convenio suscripto hace algunos días, la ejecución de la obra en el predio lindero a la sede de calle Monteagudo que permitirá cumplimentar con uno de los objetivos de la Universidad como es la utilización de espacios propios.

En temas relacionados con lo académico, Tamarit se refirió a la virtualidad como modalidad de estudio ante el advenimiento de la pandemia, la posibilidad de efectuar actos presenciales de graduación en la finalización del año y se explayó sobre las perspectivas para 2021.

– Se ha llevado adelante en los últimos días la suscripción a un convenio con el ministro Katopodis para dar curso a una obra de importantes dimensiones en Pergamino. ¿Esta obra tiene relación con la creación de la escuela secundaria?

-Lo que hemos firmado es la licitación de una obra específica, que fue aprobada por el Ministerio de Infraestructura, Obras y Servicios de la Nación, que autorizó un conjunto de obras para infraestructura universitaria, entre las cuales se encuentra la que nosotros habíamos solicitado, que es darle continuidad a la construcción en la sede de Monteagudo. Como todos saben, tenemos un lote lindero a la Terminal de Omnibus que forma parte del predio de la universidad donde vamos a desarrollar el colegio secundario, un gimnasio, un conjunto de aulas y laboratorios.

-La creación del colegio secundario genera expectativas en Pergamino…

-Respecto del colegio secundario tenemos una experiencia que ha dado muy buenos resultados en Junín y queremos replicar esa actividad en Pergamino ya que hay una demanda desde la sociedad en este sentido. La escuela secundaria naturalmente tendrá una formación y orientación vinculada a la biotecnología que es lo preponderante de nuestras actividades en la sede en la que se dictan las carreras de Agronomía, Genética y Biotecnología.

En esa nueva edificación también se emplazará parte de Extensión Universitaria y de la carrera de Diseño que están actualmente en el Edificio Matilde. Además vamos a desarrollar un gimnasio. Ese es el destino de este conjunto de obras nuevas que nos van a permitir tener dos espacios en Pergamino para concentrar toda la actividad, una es la Ecana en el predio del Inta y el otro es el espacio tradicional en calle Monteagudo con lo cual vamos a liberar otros espacios que utilizamos.

-Entre esos espacios a liberar, ¿se encuentra el edificio Matilde?

-La nueva obra planteada tiene un año y medio de ejecución y cuando éstas culminen le vamos a devolver al Municipio el Edifico Matilde para que lo utilice en lo que considere necesario (N. de la R.: en realidad lo administra el Crup – Fundación Centro Regional Universitario Pergamino-, cuyo presidente por estatuto es siempre el intendente de la ciudad). La idea de la Unnoba es utilizar espacios propios porque, además, los espacios que uno construye son de distinta calidad ya que son específicamente para el destino universitario. El Edificio Matilde es un muy buen lugar pero es el reciclado de una fábrica textil, no es lo mismo que construir edificios que ya tienen el destino planteado para la actividad universitaria.

Presentación oficial

De acuerdo con lo expuesto por la máxima autoridad de la Unnoba, el jueves se presentará el proyecto de obra en Pergamino: “Estamos esperando la confirmación de funcionarios de Obras Públicas ya que anhelamos que ellos nos acompañen en la presentación de la obra en Pergamino el próximo jueves. Ahí vamos a poder explicar concretamente la cantidad de metros, el destino que tiene cada uno de los espacios planteados”.

“Plantear futuro”

Destacando la importancia de esta obra “para construir más y mejor educación”, Tamarit señaló que “las universidades encuentran en algún punto de su desarrollo un problema relacionado con la infraestructura, es decir poder plantear futuro respecto dónde y de qué manera crece la universidad. Nosotros hemos hecho esfuerzos importantes en las dos sedes, que han dado respuestas adecuadas a la actividad universitaria pero por supuesto en la medida en que aparecen oportunidades es bueno despejar ese horizonte por eso creemos que estas son obras importantes que dan la posibilidad de seguir pensando cómo crece y se desarrolla la universidad”.

En lo académico

-En lo que respecta a la actividad académica, ¿se planifica alguna actividad presencial para lo que resta del año?

-Estamos tratando de llevar adelante algunas actividades prácticas, con pocos alumnos (sobre todo los que cursan los últimos años) y en espacios abiertos para no demorar su graduación, dándoles la posibilidad de estar al día con sus materias. El objetivo es que el año que viene, suponemos que en la segunda mitad vamos a poder tener actividad presencial, todos estos alumnos no encuentren demorada la posibilidad de graduarse producto de la pandemia.

Las actividades prácticas se están retomando lentamente, de manera gradual. El otro código de la gradualidad es la intermitencia, en la medida en que aparezca alguna dificultad por supuesto vamos a retroceder porque más allá de los protocolos y que hasta acá no hemos tenido problemas la situación de la pandemia no está superada ni mucho menos y siempre privilegiamos la salud.

-En el transcurso del año alumnos de la Unnoba alcanzaron su meta de graduarse. ¿Será posible un acto de colación?

-Estamos analizando si en Fase 5 se puede realizar algún tipo de graduación presencial en espacios abiertos, eso es lo que esperamos poder hacer a fines de este año porque consideramos que la graduación es un hecho muy importante por lo que, si existe la posibilidad, a fin de año tendremos un acto en Junín y otro en Pergamino cumpliendo los protocolos sanitarios, en espacios abiertos y con distanciamiento social. La pandemia no limitó la posibilidad de que los alumnos que se van graduando tengan su título, en el caso de quienes deban matricularse lo puedan hacer para comenzar a trabajar.

-¿Cómo se prevé la modalidad de trabajo para 2021?

-La única posibilidad cierta que tenemos es que la modalidad sea virtual por lo menos en el primer semestre. Sabemos que esto implica mucho esfuerzo para el personal docente. En 2021 vamos a prestar mayor atención a los alumnos de primer año porque vienen de estar sin actividad, creemos que vamos a tener que reforzar y ser creativos en la forma de vincularnos para volver a reentrenarlos en el hábito de estudiar por lo que estamos trabajando en el análisis de los dispositivos a fin de ofrecer las mejores herramientas para los alumnos.

Inscripciones

Para el año próximo se encuentran abiertas las inscripciones. “En este caso es para que los estudiantes que cursan el último año puedan llevar adelante actividades que tienen que ver con la introducción a la vida universitaria”, señaló Tamarit y agregó que “habrá otra inscripción, la definitiva, que será entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre donde tendremos el número definitivo de aspirantes para 2021”.

-Con los datos obtenidos de esta primera inscripción, ¿se puede deducir si el número de aspirantes es mayor?

-Hay una especulación respecto de que ha habido, en general en todas las universidades pero nosotros también lo hemos percibido, muchos alumnos que no se han reinscripto en actividades en el segundo semestre. Nos hemos comunicado con muchos de ellos y la respuesta es que volvían a anotarse el año que viene como dando el año por perdido, suponemos que al número habitual de alumnos que se inscriben le vamos a sumar algún porcentaje de quienes se anotaron este año pero que no avanzaron en sus estudios.

Sí hemos visto que, así como en el primer semestre pudimos rápidamente contener la situación pasando a lo virtual, en la vuelta del receso invernal se produjeron caídas en valores de alumnos muy parecidas al sistema presencial.

La Opinión

Leave A Reply