El abogado pergaminense Rodolfo Migliaro analizó la situación judicial.

Después del lamentado fallecimiento de Diego Armando Maradona, se inició un proceso judicial alrededor de los últimos días de vida del astro del fútbol en el que, en principio, se investiga acerca de la responsabilidad de su médico Leopoldo Luque.

A través de allanamientos y declaraciones, la Justicia pretende analizar si el tratamiento médico fue cumplido a rajatabla, si las condiciones para que Maradona se traslade a su domicilio estaban dadas, si hubo malapraxis y si, presuntamente, hubo o no abandono de persona.

“Hay que ver los antecedentes del caso. Maradona era un paciente hace años. El corazón aguantó hasta donde pudo y ya no quiso más”, comenzó señalando el abogado Rodolfo Migliaro en Radio Criterio (FM 88.1).

En diálogo con SinRodeos, programa conducido por Pedro Rossi, Migliaro explicó el porqué de la rápida autopsia: “Se ordenó la realización de la autopsia para evitar las pérdidas de pruebas. Esto tenía que hacerse de inmediato por la virtud de la descomposición de los órganos principales”.

“Hay que tener presente el consentimiento o no que firmó Maradona para permanecer internado y retirarse de la clínica”, agregó Migliaro.

“No es un hecho independiente. Luque está bien parado profesionalmente. No estaba solo en el entorno de Maradona, había familiares como testigo, además de la enfermera. No es que estaba solo. Habría que ver el tema de la medicación de la negativa de Maradona para tomarla”, cerró.

Leave A Reply