El Coronavirus ha llegado a estas latitudes a pesar de los dichos del Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, que suponía que al virus la Argentina le quedaba muy lejos.

Una vez llegado, por la propia característica del virus y su tiempo de incubación y contagio, la cantidad de infectados va a aumentar de manera exponencial.

La cuestión ahora es determinar desde los niveles de decisión del Estado cómo comportarse ante esta situación desconocida.

Lo que percibimos se cuadra dentro del estudio de la Dinámica de Sistemas.

La Dinámica de Sistemas analiza el comportamiento temporal de los elementos de los sistemas complejos buscando bucles de realimentación entre los elementos y las demoras en la información y los materiales dentro de los mismos.

Los médicos nos dicen que el período de incubación (el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad) oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días (datos de OMS).

Eso nos indica que debemos percibir las demoras que eso ocasiona en todo el sistema.

Evalúe el recorrido que ha podido realizar un infectado durante catorce días. Innumerables contactos tales como relaciones familiares, laborales (en oficinas, fábricas, clases), salidas con amigos, idas al cine, etc.

A las 21:00 horas del sábado 14 había en Pergamino 58 casos de personas en “cuarentena” o aislamiento. Cuando Ud. lea esta columna seguramente serán muchos más.

El sistema de salud debe hacerse cargo de las irresponsabilidades de los individuos. Algún empresario y algún diputado recientemente venidos de Europa que han concurrido a trabajar en un caso y ha asistido a homenajes por el día de la mujer en otro caso de irresponsabilidad o ignorancia.

Mientras tanto el Bingo Imperial Pergamino, la aspiradora económica más perjudicial de la ciudad, sigue funcionando. Suspendieron la actividad en la sala de los cartones pero dejaron funcionando las máquinas tragamonedas. Terrorífico foco de infección. ¿Las ganancias de esa empresa es más importante que la salud de los vecinos? Así parece ser. No escuché a ninguna figura política (desde el Intendente a concejales) a pronunciarse en contra de esta aberración.

Con esta falta de visión de dinámica sistémica sobre este sistema complejo y sin tener en cuenta las demoras que posee este problema, los ciudadanos quedaremos a la espera de medidas drásticas tal como la suspensión del dictado de clases en todos sus niveles y del transporte público pero ocurrirá cuando la situación ya sea un caos y el sistema de salud a punto de colapsar.


por Pedro Rossi | Director de Puntos de Vista | pedrorossi@live.com.ar

Leave A Reply