El Gobierno que encabeza el premier Giuseppe Conte emitirá la semana próxima un nuevo decreto para regular la movilidad y las actividades durante el período navideño, con el que reemplazará a las actuales medidas, vigentes hasta el 3 de diciembre.

El Gobierno italiano prepara nuevas medidas con las que hará frente a la segunda ola de coronavirus durante diciembre y estudia permitir reuniones de seis personas máximo, “solo con parientes cercanos”, para Navidad y Año Nuevo, informó el diario Corriere.

Según Corriere, la hipótesis más firme es que el Ejecutivo habilite reuniones familiares, “solo con parientes cercanos del mismo núcleo familiar”, y con un máximo de seis personas para Navidad y Año Nuevo.

En ese marco, el diario Repubblica agregó que Conte podría disponer la extensión de la prohibición actual para los desplazamientos entre las 20 regiones del país, solo permitidos en casos de emergencia, salud o trabajo.

El Ministerio de Salud informó este jueves de 29.003 contagios, con una tasa de 12,4 positivos cada 100 test hechos, una baja de casi seis puntos frente a los números de mediados de noviembre.

Además, las autoridades informaron 822 víctimas en las últimas 24 horas, que elevan el total de fallecimientos desde el inicio de la pandemia a 52.850.

“Puede venir una tercera ola de coronavirus en enero y no podemos hacer circular 7, 8 millones de personas como pasó en el verano”, justificó el plan el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, en declaraciones que reproduce el diario La Stampa.

Según Corriere, el Ejecutivo podría permitir solo desplazamientos que favorezcan las reuniones entre personas del núcleo familiar estrecho, como padres, hijos o parejas, además del movimiento de las personas mayores que viven solas.

En esa línea, el ministro de Salud Roberto Speranza planteó en declaraciones al diario Il Messaggero que por ahora la hipótesis es que siga vigente el toque de queda nocturno desde las 22 y hasta las 5, incluso para las tradicionales misas de Navidad y Año Nuevo.

La discusión sobre las nuevas medidas se da mientras el propio Conte planteó su intención de flexibilizar las restricciones para el sector del comercio, en una decisión que busca amortiguar el impacto sobre una economía, que según el propio Gobierno caería al menos el 9% durante 2020 por la pandemia.

Para hacer frente a la segunda ola de la enfermedad, el Gobierno dispuso el 3 de noviembre, y por un mes, la división del país en tres zonas, roja, naranja y amarilla, con distintos tipos de restricciones en cada una.

Télam

Leave A Reply