Carolina Rossi es una de ellas, está en Cusco. “Estamos esperando alguna respuesta argentina”.

“Estamos a la espera de alguna respuesta argentina. La situación está menos complicada que en Lima, porque allí están muchos más restringidos, los lugares cerrados y acá está la policia en las calles, te dejan circular por las calles para ir a comprar alimentos. Si te ven deambulando por las calles, te hacen multas de hasta 6000 soles, alrededor de 600 dólares, es muchísima plata y te llevan preso”, comenzó Carolina.

“Está bastante rígido, en cuanto a la seguridad.Llegamos a Cuzco el 11 de marzo y teníamos fecha hasta el 20. Acá habían dado un ultimátum de tres días a los europeos y asiáticos para volver a sus países, ya que eran países de riesgo. Para nosotros seguía todo habilitado, las excursiones y demás. Cuando estábamos por tomar el tren de retorno de Aguas Calientes, nos avisaron que teníamos 24 horas para irnos, después del comunicado que da el presidente de Perú. Todo el mundo desesperado, estuvimos que esperar en el aeropuerto, y en realidad, ni siquiera las medidas que ellos tomaron fueron flexibles con nosotros, eso fue lo que movilizó bastante. El aeropuerto estaba cerrado, abrió a la hora y recién a las 4 de la mañana abrieron las boletas  y varias empresas cancelaron sus vuelos, la única que se mantuvo bien a pie fue Latam. A nosotros ya nos habían cancelado y a su vez desde Lima, nos decían que no salían vuelos a Argentina.  La única solución nuestra fue cambiar el vuelo para el 2 de abril”, explicó.

“Somos muchos argentinos los que estamos acá, aproximadamente 500 en todo Perú. Ya empezamos a movilizarnos con la comunicación, uno de los chicos pudo comunicarse con el presidente y nos dijeron  que esperemos, que están tratando de ver. Lo qué pasa es que el gobierno decretó estas medidas y son inamovibles. El decreto que pone Perú, es que nadie puede salir, ni entrar, cierran fronteras completamente. El problema que tenemos muchos es de cuestiones económicas, nadie tenía pensado quedarse acá. Estamos hablando con el consulado, pero muchas respuestas no hay por parte de ellos. Consideramos que fue una medida muy bien tomada, más allá del impacto que nos generó a nosotros. Aproximadamente en Perú hay 70 casos, ayer se decía que era el pais con más casos en Latinoamérica. El tema es que nos sentimos un poco desprotegidos como turistas, en el aeropuerto no se tomaba casi ninguna medida, fue bastante tenso. En si, Cusco está bastante controlado, es un poco más flexible. En Lima es más complejo, están todo cerrado. No nos queda otra más que cuidarnos y tratar de no enfermarnos”, cerró.

Leave A Reply